Orientaciones

Por una comunicación oral efectiva

Qué encontraréis aquí

En este espacio de nuestra página encontraréis orientaciones, consejos, ejemplos… que os ayudará a preparar y mejorar vuestras exposiciones orales. Para que podáis aplicar todo esto al ámbito académico o educativa, nos centraremos en las exposiciones de tipo argumentativo (persuasivo) y expositivo.

Nos ocuparemos de aspectos como la planificación, la estructura, la autoevaluació, la argumentación, el miedo a hablar en público y cómo controlarlo, consejos prácticos sobre lo que debe evitarse cuando hablamos en público, los elementos de apoyo (con especial atención a la correcta utilización de diapositivas elaboradas con programas como “Power-point”)… I si queréis ejemplos de buenas exposiciones orales, podéis ir a “Modelos”.

Nuestras orientaciones las referiremos a las tres fases o momentos que deben tenerse en cuenta para hacer una buena exposición oral: la fase previa de la planificación y la práctica, la fase de la exposición propiamente dicha y la fase final de análisis o evaluación.

Dado que esta parte de la web la estamos construyendo, os pedimos un poco de paciencia hasta que esté toda lista.

La planificación

Planificar de forma cuidadosa lo que diremos y cómo lo diremos es imprescindible para conseguir exposiciones orales efectivas. Por eso, os ofrecemos unas orientaciones sobre todo lo que hay que tener en cuenta en la fase de la planificación, así como unos modelos de guiones para que podáis planificar vuestras exposiciones de tipo expositivo y argumentativo.

 

La exposición

Una vez hemos planificado cuidadosamente nuestra exposición y la hemos ensayado exhaustivamente, llega el momento de poner en práctica toda el trabajo previo. Es el momento de la exposición propiamente dicha, en el que hay algunas cosas que es aconsejable no hacer y oras que si las hacemos nos ayudarán a ser más efectivos. También es el momento en el que nos podemos ayudar de elementos de apoyo, que debemos conocer y utilizar correctamente. No nos olvidaremos del miedo a hablar en público, analizando qué es y qué podemos hacer para superarlo. De todo esto os hablaremos en este espacio.

 

La evaluación

Los éxitos y los errores deben revisarse siempre. Por eso, una vez finalizada nuestras exposiciones deberíamos auto-evaluarnos para consolidar lo que hayamos hecho bien y para corregir todo aquello que no nos haya acabado de salir completamente bien. Igualmente, la evaluación nos la puede hacer un tercero, ja sea nuestro profesor o profesora o alguna de las personas que haya asistido a nuestra exposición. Para facilitar esta evaluación os proporcionaremos algunas herramientas de evaluación y algunos consejos para que podáis revisar vuestras exposiciones.

 

Una presentación oral es el resultado de un complejo proceso…

Síguelo  y conseguirás excelentes presentaciones